viernes, 2 de septiembre de 2011

Biografìa de Rafael Montes


                    Nació el 27 de noviembre de 1923 en la ciudad de San Salvador, El Salvador. Hijo del doctor Baltazar Montes, fundador del hospital Bloom, Colegio Médico de El Salvador y de la Escuela de Enfermeras, y de Doña Rosario Lemus de Montes.
Estudió hasta cuarto año de medicina y luego lo abandonó por su verdadera pasión: La música.
                   Rafael destacó su mayor potencial artístico como tenor dramático iniciando su vocación musical desde muy pequeño. En su casa escuchaba a su padre, quien acostumbraba a cantar obras operísticas, como un barítono muy refinado. Este ambiente definió su gusto musical.

                   A sus 15 años comenzó su carrera profesional con diversas presentaciones en su país natal; además de visitar Guatemala y Nicaragua en eventos organizados por Iris Sol, Maestra de canto reconocida en el país. Por sus medios incursionó en la ópera de San Francisco, EE.UU. donde conoció al maestro Bellini quien lo invitó a estudiar en su academia, gratuítamente. En donde además de perfeccionar su técnica bocal, recibió capacitación en montaje de obras, acción en los escenarios y cantando óperas, operetas y sarzuelas.
          Posteriormente, conoció a la señora Francis Bloem, presidenta de la compañía de arte de Beverly hills. ella vio su potencial y decidió mandarlo a un concurso de canto a Nuevo Orleans. En este evento, entre 300 cantantes, obtuvo el tercer lugar que para su sorpresa sería el pase de entrada, el 7 de diciembre de 1961, a su participación en la celebración del 20 aniversario de Pearl Harbor, en el hotel Disneyland, Los Ángeles, California.

             El evento fue presidido por el presidente de EE.UU, John F. Kennedy con la presencia entre otros del famoso  actor  Jackie Cooper, protagonista de la película Pearl Harbor, quien en esa noche presentó el único número musical, interpretado por el Tenor salvadoreño Rafael Montes acompañado al piano por Francis Bloem.

            Sus escenarios comprendieron de EE.UU hasta Argentina. Además de tenor dramático, músico, guitarrista, compositor y maestro de canto y música,  fundador de la Ópera de El Salvador con 80 integrantes y un grupo de solistas, director de cultura de La Universidad Nacional (1977-1979); Instituyó el trío Mangoré. Como maestro de canto se ha distinguido por aplicar una enseñanza profesional a sus alumnos; quienes pueden corroborarlo. De hecho, su academia ha aportado significativamente al país.

            Artistas con quienes compartió el escenario: Eva Licova, primera soprano del Citizen Center de Nueva York. Anduvo de gira con  Sofía Álvarez, actriz mexicana de cine,  por Centro, Suramérica y las Antillas.  Acompañados por un grupo de artistas de cine: Miguel Manzano, Luis Beristain Jr., Libertad Lamarque, Ninon Sevilla, entre otros. También compartió con Chela Gallardo, soprano de conciertos mundiales en Colombia, Gonzalo Incapié, director del Conservatorio de Manizales, Colombia y su esposa Marina Incapié, pianista acompañante; señora Bloom, distinguida maestra y soprano de conciertos.
             Reconocimientos: Placa de honor en Centro Cultural Salvadoreño en 2004, premio de Cultura, Lcda. Antonia Portillo de Galindo en la especialidad de Canto, Canal 4 Diploma de reconocimiento televisivo 2008 e innumerables reconocimientos de sus alumnos. Y, hasta el momento el reconocimiento que le corresponde dar al Estado, está en blanco.
             La sustentación cultural en la especialidad de canto en El Salvador le corresponde, sin lugar a dudas, a Rafael Montes.





3 comentarios:

  1. Un Hasta siempre a un gran amigo, quien era conocido en el medio artistico como el primer tenor de El Salvador, El Maestro: Rafael Montes

    ResponderEliminar
  2. He sido amigo personal del "Gran Lito", así como en otro tiempo se llamó al "Gran Caruso", a quien considero parte de ese grupo especial de tenores salvadoreños encabezados por el maestro Fernando Meléndez dle Valle y seguidos por Lito, Nello Botari, Eduardo Fuentes, Napoleón y muchos más, que si hubiesen nacido en Europa, su nombre sería mundial.
    Lito es grande: como tenor, como compositor, como guitarrista, pero más especialmente, como amigo. Jamás le olvidaremos. Luis Mario Salaverría y Castro.

    ResponderEliminar